Empresario o Inversor…

no Empleado ni Autónomo.

Esto es lo que Kiyosaki recomienda. Obviamente la transición se debe hacer poco a poco, ya que en caso contrario sería un suicidio financiero pero hay que ir planteándose dejar de trabajar por dinero y pasar hacia el lado derecho del cuadrante, donde otros trabajan para nosotros.

Hay distintos tipos de activos, elijamos el que más nos conviene. Hay personas que buscan ingresos muy pasivos y, por tanto, ser empresarios y tener que controlar día tras día las empresas puede no ser adecuado. Los inmuebles pueden dar también muchos quebraderos de cabeza. Las acciones no tanto, ya que son activos del Inversor y no del Empresario pero, obviamente, cuanto menos control más peligro potencial.

Breve biografía de Robert Kiyosaki

El autor y empresario Robert Kiyosaki nació en Hawai, Estados Unidos. Según cuenta en su libro, Padre Rico, Padre Pobre, tuvo la “suerte” de contar con lo que él denomina dos padres: su padre real, el que llama “padre pobre”, y el de un amigo del propio Kiyosaki, su “padre rico”.

Desde pequeño pudo contemplar cómo cada padre tenía una idea distinta sobre la riqueza y el dinero. De esta manera, mientras el padre pobre decía frases como “el dinero es la fuente de todos los problemas”, su padre rico decía “la falta de dinero es la fuente de todos los problemas”.

Por otro lado, su padre pobre conseguía ascensos en su trabajo y el dinero adicional lo empleaba en comprar casas más grandes y en mejorar su vida, mientras que su padre rico ahorraba y vivía frugalmente para construir activos. La filosofía de Robert Kiyosaki gira en torno a esta idea, o bien construir activos o bien comprar activos con el ahorro.

Estos activos pueden ser viviendas, plazas de garaje, empresas pequeñas como franquicias o restaurantes, empresas grandes en forma de acciones, bonos del Tesoro… Kiyosaki se aleja de la definición de “activo” de la contabilidad, que es simplemente “algo que uno tiene” y considera que un activo es algo que “pone dinero en tu bolsillo”.

El objetivo es que el dinero trabaje para uno en lugar de trabajar por dinero. Cuando uno crea o compra activos, estos activos le generan dinero sin que deba trabajar, por ejemplo:

  • Un libro se vende durante muchos años y genera derechos de autor sin tener que trabajar.
  • Las acciones de una buena empresa otorgan dividendos cada trimestre para siempre.
  • Una vivienda se puede alquilar para obtener dinero sin trabajar.

Robert Kiyosaki es famoso porque tardó 9 años de pasar de la quiebra a alcanzar la libertad financiera, que se define como poder vivir sin trabajar y sin que el patrimonio se consuma. Vivir sin trabajar consumiendo los ahorros, por tanto, no entra dentro de esta definición.

Conserva el activo y sus beneficios.

Aunque la mayoría de libros de Robert se centran en el uso del flujo de efectivo, también considera muy importante el apalancamiento.

El “flujo de efectivo” es el dinero que un activo genera desde el primer día que, según él, siempre debe ser positivo. No se debe invertir en algo intentando que se revalorice, sino intentando obtener un flujo de efectivo positivo. Si esto se consigue y además el bien se revaloriza, fantástico.

El “apalancamiento” queda definido como “hacer cada vez más con cada vez menos”. Por ejemplo, una vez que uno crea un producto y lo vende a un supermercado, puede conseguir ganar 10.000€ al mes. Sin embargo, cuando consigue un contrato con el segundo supermercado el trabajo es menor, puesto que el producto ya fue creado y, no obstante, las ganancias se pueden duplicar.

El apalancamiento se puede ver de muchas formas, pero las maneras fundamentales que Robert Kiyosaki considera son dos: el tiempo de los demás y el dinero de los demás. Por ejemplo, al emplear a trabajadores otras personas invierten su tiempo a cambio de un salario y el empresario consigue un beneficio por cada empleado sin tener que invertir su propio tiempo. Por otro lado, al pedir un préstamo al banco al 3% de interés e invertir en una vivienda que se puede alquilar al 6% se obtiene un 3% de rentabilidad sobre el dinero de los demás. Con el apalancamiento se puede acelerar el camino hacia la libertad.

Kiyosaki ha sacado varias empresas a bolsa, ha comerciado con inmuebles y con materias primas. En este blog seguiremos hablando de sus operaciones y de su sabiduría.